Portátil con SSD

Disco duro SSD o disco duro HDD: cuál es la mejor opción para tu PC

¿Pensando en comprar un disco duro SSD o un disco duro HDD y no sabes cuál elegir? Te contamos sus diferencias y te damos alternativas de ambas opciones

Quizá te encuentras montando un ordenador o quieres comenzar a informarte sobre los componentes que te pueden ofrecer un mejor servicio. Si es así, no te puedes perder este post. Te damos información sobre el disco duro SSD, el disco duro HDD, cuáles son sus diferencias fundamentales y cuál te convendrá más en función de tus necesidades.

Ambos discos duros tienen una misma función fundamental: almacenar la información que tienes en tu ordenador, de forma que permanezca en el tiempo. Es decir, la información almacenada en el disco duro no se borra cuando apagas el PC, como sí ocurre en el almacenamiento de la RAM.

Para empezar a diferenciar entre ambos tipos de disco duro para que puedas elegir el que mejor se ajusta a tus necesidades, vamos a ver cuáles son las características básicas de de estas dos alternativas de almacenamiento digital.

El disco duro HDD

El disco duro HDD es el tipo de unidad de almacenamiento más conocido en el mundo de los componentes para ordenadores. Comparado con el SSD, se trata de un componente mucho más antiguo en el mercado y, por eso, también es más económico que el SSD. Algo importante a tener en cuenta a la hora de comprar este componente es que está formado por piezas mecánicas. Esto quiere decir que el elemento más susceptible a la rotura son esas piezas mecánicas.

Para elegir un buen disco duro HDD debes tener en cuenta el grosor de los discos. En este caso, cuanto más finos sean estos discos, tendrán mejor calidad y rapidez de grabación, lo que hará que el disco duro funcione más rápido. Del mismo modo, cuanto más rápido giren, transmitirán los datos con una rapidez superior. En general, la velocidad de estos giros suele encontrarse entre los 5400 y los 7200 RPM. Sin embargo, algunos discos que utilizan servidores pueden llegar a grabar a un ritmo de hasta 15 000 RPM.

Por último, echaremos un vistazo al tamaño de este tipo de discos. Se trata de cajas que pueden ser de 2,5’’ o de 3,5’’. Algo que debes tener en cuenta es que el precio de estos discos duros variará en función de su tamaño, pero, sobre todo, en función de la cantidad de almacenamiento que permitan. Una de las grandes ventajas que tienen con respecto a los discos SSD es que son más económicos.

El disco duro SSD

El disco duro sólido, también conocido como SSD o Solid State Drive, es una de las mejores alternativas que existen hoy en día, sobre todo si lo que estás buscando es rapidez en los procesos de tu ordenador. Con respecto al HDD cuenta con grandes ventajas: no es mecánico, por lo que no puede sufrir averías de este tipo; hace menos ruido y tiene una esperanza de vida mucho más definida.

Cuando eliges un SSD, debes tener en cuenta la cantidad de almacenamiento que tiene, pero también debes tener en cuenta otros factores. Uno de ellos es la velocidad a la cual descarga o sube los archivos. Otro de los aspectos que debes tener en cuenta, sobre todo si te preocupa su durabilidad, es la cantidad de datos que su vida útil le permitirá almacenar. Cuanto mayor sea ese dato, más durará tu SSD y habrás hecho una mejor compra.

En cuanto al tamaño, puedes encontrar discos de 2,5’’ y un diseño muy similar al de los discos duros HDD. Esto es debido a que, de esta forma, son fácilmente instalables en las carcasas que vienen preparadas para los HDD en los ordenadores. Por eso, no te preocupes si tu carcasa no parece venir especialmente preparada para la instalación de este componente.

SDD vs HDD: diferencias fundamentales

Ya habrás podido apreciar algunas de las diferencias más llamativas entre un SSD vs HDD. Sin embargo, todavía queda mucho más que no hemos mencionado y que diferencia a ambos tipos de unidades de almacenamiento. Veamos cuáles son las diferencias más importantes que debes tener presentes a la hora de elegir cuál será tu próximo disco duro.

- Consumo: el consumo del disco duro sólido (SSD) es mucho menor al consumo que puedes experimentar con un HDD.

- Capacidad: en cuanto a este apartado, el SSD lo puedes encontrar con menos capacidad que el HDD. El SSD suele encontrarse entre los 256 GB y los 4 TB. Sin embargo, puedes encontrar HDD desde 1 hasta 10 TB.

- Coste: podemos decir que el disco duro mecánico es bastante más económico que el disco duro sólido en cifras totales. Sin embargo, no es algo que sea fácilmente comparable ya que se trata de dos tipos de almacenamiento con características totalmente distintas.

- Ruido: el disco duro sólido es más silencioso debido a que no cuenta con piezas mecánicas que se mueven. En el caso del HDD, el ruido es superior debido a las partes móviles que lo componen.

- Vibraciones: ocurre exactamente lo mismo que con el ruido: el sólido no tiene partes móviles por lo que no vibrará tanto como el HDD.

- Posibilidad de fragmentación: en el HDD puedes fragmentar en diferentes partes el disco para utilizarlo para distintas finalidades. Sin embargo, en el caso del SSD no es posible fragmentar.

- Durabilidad: en el caso del SSD nos encontramos con que las celdas que contiene se pueden reescribir un número limitado de veces, por lo tanto, su vida útil tiene un límite. Del mismo modo ocurre en el HDD, en el que las partes mecánicas se pueden dañar y acortar la vida útil del disco.

- Tiempo de arranque: el sistema operativo puede tardar más o menos en arrancar en función de en qué tipo de disco duro se encuentre almacenado. En el caso de los discos duros HDD puede tardar hasta 16 segundos en arrancar. Sin embargo, el SSD es mucho más rápido, permitiéndote tener arrancado el sistema operativo en apenas 7 segundos.

- Transferencia de datos: el tiempo que tarda en transferirse la información también varía mucho de un sistema al otro. En el caso del HDD, se suelen transferir los datos a una velocidad de unos 50 a 150 MB/s. Pero en el caso del SSD podrás transferir tus datos a una velocidad de entre 200 y 550 MB/s.

- Magnetismo: en el caso del disco duro SSD no se verá afectado por el magnetismo. Sin embargo, debes tener en cuenta que el disco HDD sí se puede ver afectado por el magnetismo, llegando a perder datos. Por eso, si te decides por un HDD ten cuidado de acercar a un imán tu disco duro.

Como has podido ver, las diferencias son muchas y muy evidentes. Podríamos destacar especialmente el ruido y las vibraciones, menores en el SSD. También el tiempo de transferencia y de arranque, mucho menor en el SSD. Sin embargo, debemos destacar que el precio del SSD puede ser muy superior al de un HDD. Desde luego, al tratarse de una unidad más nueva y con mejores características, el precio será superior.

Pero, ¿qué disco duro es mejor elegir? Puede que te estés haciendo esta pregunta. Por eso, a continuación, vamos a ver diferentes opciones que te da el mercado y que te pueden resultar muy interesantes.

¿Qué disco duro elegir?

Si te encuentras eligiendo un disco duro para tu PC, seguramente te has preguntado qué opción es mejor: elegir un disco duro sólido o uno mecánico. La realidad es que la mejor opción es elegir uno de cada para tu nuevo ordenador. El SSD te aportará la rapidez que necesitas y el HDD el almacenamiento para tus archivos. Veamos cuáles son las mejores opciones de ambos tipos de disco.

Los mejores SSD

Alternativas económicas:

Crucial BX500 de 480 GB. Se trata de una excelente opción, ya que con una velocidad de transferencia de archivos de 540 MB/s, la durabilidad de este disco sólido es de 160 TB y su precio es realmente bajo. Ronda los 80 €.

Kingston A400, de 120 o 240 GB. Ambas opciones son bastante económicas, ninguna de ellas alcanza los 50 €. En el caso de la versión de 120 GB, la durabilidad es de 40 TB, mientras que en la versión de 240 GB, cuentas con una durabilidad de 80 TB. En ambos casos, la velocidad máxima de transferencia de archivos es de 500 MB/s.

Gigabyte SSD de 120 o 240 GB. Del mismo modo que ocurría con Kingston, Gigabyte también cuenta con dos discos duros sólidos similares, aunque de diferente capacidad. Ambos tienen como velocidad máxima de transferencia los 500 MB/s.

Alternativas relación calidad-precio:

Samsung 860 EVO de 250 GB. Se trata de un SSD con una velocidad de transferencia de entre 520 y 550 MB/s. La durabilidad del disco es de 150 TB y tiene un precio que ronda los 60 €.

Samsung 860 EVO de 500 GB. En este caso, Samsung ha creado un SSD con una capacidad de 500 GB, una vida útil de 300 TB y unas velocidades de transferencia entre los 520 y los 550 GB. El precio de esta unidad se encuentra en torno a los 90 €.

Crucial MX500, 250 GB. Este modelo tiene un coste de unos 50 € cuenta con 250 GB de almacenamiento, así como unas velocidades entre los 510 y los 560 MB/s. Además, con este disco duro obtendrás una durabilidad de 90 TB.

Alternativas profesionales:

Corsair Force Series MP510. Este disco duro se puede encontrar por un precio que ronda los 80 €. Además, cuenta con diferentes versiones de 240, 480, 960 y 1920 GB. El último de los modelos tiene un precio que se acerca a los 500 €.

WD Blue 3D NAND. El precio de este SSD oscila entre los 80 y los 430 € aproximadamente. Sus opciones son las de 250 GB, 500 GB, 1 TB y 2 TB.

Samsung 970 EVO 250 GB. Esta opción, que se encuentra por debajo de los 90 €, tiene una vida útil de 150 TB grabados, así como una velocidad que va desde los 1500 MB/s en descarga de archivos hasta los 3400 MB/s en subida de archivos.

Los mejores HDD

Alternativas económicas:

Seagate Barracuda, 1 TB. En este caso también existen opciones de 2, 3 y 4 TB. La velocidad de transferencia de este HDD es de 210 MB/s y se trata de una unidad de 3,5’’.

Toshiba DT01ACA100, 1 TB. Del mismo modo, puedes encontrarlo en sus versiones de 2 y 3 TB. Se trata de una unidad con una velocidad máxima de 150 MB/s.

Western Digital Blue 1 TB. Podrás encontrar esta alternativa en sus versiones de 2, 3 y 4 TB. La velocidad máxima a la que lee este disco duro es de 150 MB/s.

Alternativas relación calidad-precio:

Toshiba P300 de 1 TB. Un disco duro con una velocidad de hasta 150 MB/s, 3,5’’ de tamaño y hasta 7200 RPM al momento de grabar la información. También podrás encontrarlo en sus versiones de 2 y 3 TB.

HGST Travelstar 7K1000, 1 TB. Se trata de una unidad que graba a una velocidad de 150 MB/s. Su tamaño es de 2,5’’ y gira a 7200 revoluciones por minuto.

Seagate FireCuda 1 TB. Se trata de una unidad de 2,5’’ que lee a una velocidad de 150 MB/s. También puedes encontrarlo en su versión de 2 TB.

Alternativas profesionales:

Western Digital WD Black, 2 TB. También encontrarás sus versiones de 500 GB, 1 TB y 4 TB. Se trata de un HDD que lee a 164 MB/s y con unas RPM de 7200.

HGST Ultrastar He8 8 TB. Se trata de una versión de alto rendimiento con helio, un almacenamiento de 8 TB y una velocidad de giro de los discos de 7200 RPM.

Toshiba P300 de 1 TB. Existen sus versiones de 2 y 3 TB. Se trata de una opción de alto rendimiento con una velocidad de transferencia de 150 MB/s y 7200 RPM.

Ahora que tienes diferentes opciones donde elegir, si te encuentras decidiendo entre comprar un disco duro SSD y un disco duro HDD, te recomendamos que elijas una unidad de cada para obtener lo mejor de ambas opciones.

Filed under: